Submenu

¿nos sigues?

jueves, 2 de mayo de 2013

¿Cual sería tu Barça de la próxima temporada?


La derrota frente al Bayern, con un resultado global de 7-0 en la eliminatoria, no puede causar indiferencia ni en los aficionados culés, ni dentro del propio club. Evidentemente no hay que ser alarmistas, pero conviene cambiar una serie de cosas para inyectar motivación a la plantilla.
D
"El característico estilo del Barcelona se ha estancado. Esta temporada se ha optado por seguir una línea continuísta, pero sin corregir los fallos, que con el paso del tiempo han sido cada vez mayores, eclipsando las virtudes del juego del Barcelona, y terminando por caricaturizar una forma maravillosa de plasmar el fútbol.".
esde aquí, quiero dar mi humilde visión personal, y hablaré un poco de las razones por las que creo que ha podido ocurrir esto, y también como se podrían corregir. Con esto quiero decir que será un artículo totalmente personal, con una visión global y que por supuesto no tiene que coincidir con las decisiones del club, pero tampoco será un artículo de periodista de bufanda, sino con cabeza. Comencemos pues.

Lo primero que hay que hacer, es analizarlo en frío y saber cuales son los motivos que han desembocado en este desenlace. Hay que recordar que esto no es un fin de ciclo, no puede serlo cuando el equipo ya casi ha alcanzado el título de liga, ha llegado tan lejos en Copa del Rey y ha sido semifinalista de la Champions, algo realmente complicado de conseguir. Pero sí que es cierto que el Barcelona ha comenzado mucho mejor de como está terminando la temporada.

Plantilla corta.

Este quizás sea uno de los motivos principales, pues precisamente la plantilla ha llegado muy justa de fuerzas a la recta final de la temporada, y en parte ha sido por culpa de no tener recambios necesarios para paliar las posibles lesiones o simplemente dosificar las fuerzas de los jugadores más veteranos. Ello ha obligado, para mí de forma errónea, a tener que forzar la máquina de varios futbolistas que han terminado por decir basta, y entre ellos están Busquets, quien lleva arrastrando problemas desde hace un mes, o el mismo Messi, a quien se le ha alineado en varios partidos con molestias que han desembocado en su no participación de forma activa en estas últimas semanas.
A todo esto hay que añadirle las lesiones de Puyol o Mascherano, y también la falta de un recambio de garantías para Xavi, al que se le ha acabado la gasolina en el momento clave del año.

El factor Messi.

Se entiende que es el mejor futbolista del mundo, y ello es un arma de doble filo. La mala gestión de la plantilla por parte de directiva y cuerpo técnico, ha hecho que Messi no haya estado en las mejores condiciones para afrontar los partidos del último mes. En su momento, debieron decir basta y decirle al jugador argentino que por su bien y por el del club, debería descansar para frenar sus molestias y afrontar los partidos clave del año en las mejores condiciones posibles. No lo han hecho, han tensado la cuerda, y esta se rompió.
Jugó forzado en varios partidos de liga, muchas veces motivado por su propio ego, siguió frente al PSG, repitió en la ida frente al Bayern y en competición doméstica ante el Athletic. Todos estos casos con resultados desiguales y con dispar rendimiento de Messi, pero ello ha propiciado que a todos esos partidos haya llegado fuera de forma, con molestias y terminara por no participar en el partido de vuelta ante el club bávaro. Se entiende que un futbolista siempre quiera ayudar y aportar, pero también es inteligente saber cuando parar, y el futbolista no ha querido. Luego está la falta de personalidad de Tito a la hora de gestionar este caso, ya que por no ver al astro argentino con malas caras, decidió no tomar cartas en el asunto, motivando el arrastre de su lesión. Quien manda aquí, Tito? Tú o Messi? Ojo con estas cosas.
Evidentemente, esto esto va ligado a una plantilla excesivamente corta.

Un estilo caricaturizado.

El característico estilo del Barcelona se ha estancado. Con Guardiola al menos, había soluciones y variantes a medida que pasaba el tiempo. Esta temporada se ha optado por seguir una línea continuísta, pero sin corregir los fallos, que con el paso del tiempo han sido cada vez mayores, eclipsando las virtudes del juego del Barcelona, y terminando por caricaturizar una forma maravillosa de plasmar el fútbol. La ausencia de un plan B, la insistencia en jugar de la misma forma, aún cuando las cosas no van bien, han podido funcionar antaño, pero no siempre será la misma fiesta, y la falta de preocupación por ir mejorando, o simplemente aportar nuevas variantes sin desmarcarse del estilo, nos ha dejado a un equipo que tiene balón, pero que se mantiene totalmente estático y sin ideas en ataque, generando un atasco monumental en la fluidez del juego.
No malinterpretéis estas palabras, no hablo de dejar de lado un estilo que le ha dado tanta gloria al equipo, sino todo lo contrario, hay que enriquecerlo, con ciertas variantes y demás.

Fichajes errados en los últimos años (o simplemente no se han aclimatado).

En el capítulo de fichajes de estos últimos años, el Barcelona ha fallado más de lo que ha acertado. Unas veces ha fallado el ojo, otras veces las incorporaciones han ido de menos a más, otras simplemente no se han aclimatado al estilo del Barcelona y nunca han terminado por alcanzar el ritmo y nivel deseado...
Se entiende que es muy difícil entrar en esta plantilla y hacerlo bien, pero ahí está el riesgo de cada fichaje, en acertar que futbolistas llegarán a entender por completo la filosofía de juego del club.

¿Revolución o no?

Bajo mi punto de vista, no se trata de una revolución en sí, pero creo que sería importante que el Barcelona hiciese caja con futbolistas que tienen mercado en otras ligas, y que no han terminado por ofrecer las prestaciones deseadas. Luego, también parece que hay futbolistas procedentes de la cantera que no terminan por entrar en el equipo, en parte porque no se confía del todo en ellos, y por lo tanto, habría que optar por su venta. Otros simplemente, parecen no tener el nivel que se les presuponía.
En el capítulo de altas, se trata de inyectar motivación al club, y además, introducir futbolistas que puedan aportar alguna variante de juego al estilo definido del equipo. Además, conviene aumentar un poco el fondo de banquillo, que en muchos momentos de la temporada, ha parecido francamente escaso, y es que, un equipo no siempre va a tener suerte en eludir las lesiones de sus futbolistas, algo con lo que parece que no han contado esta temporada.

Modelo de plantilla del Barcelona para la temporada 13/14, bajo mi punto de vista.

A falta de saber que ocurrirá con el tema Bojan, en princípio de los cedidos, Cuenca cuenta con muchas posibilidades de renovar su cesión por el Ajax, ya que todas las partes están de acuerdo, es decir, clubes y jugador. Afellay vuelve al club tras una cesión agridulce donde rindió a su nivel esperado, pero terminó por lesionarse, y Fontás no ha participado apenas con el Mallorca.

Tras estos apuntes, vamos con mi opinión en el capítulo de altas y bajas. Ojo, esto no significa que vaya a ocurrir, es simplemente una planificación mía personal, con las opciones que me convencen. Aquí incluiré también el precio aproximado por ventas y compras. Vamos allá:

Bajas:

- Víctor Valdés (8 millones aprox.): El portero del Barcelona ha dejado claro que no quiere renovar, y que quiere buscarse otro equipo. Ha exigido una mejora de contrato acorde a lo que él cree que debe percibir por su rendimiento, que por lo que comentan no era ninguna burrada, y el club no la ha aceptado. Dicho esto, parece que abandonará el barco este verano.

- Jonathan Dos Santos (3 millones aprox.): No parece contar con el respaldo del club ni con la confianza de Tito. La mejor opción es buscar directamente una venta para poder percibir algo de dinero por él. En mi opinión, no tiene ni parece tener sitio en la plantilla.

- Cesc Fábregas (30 millones aprox.): Comenzó la temporada a buen nivel, pero con el paso de las jornadas se ha venido abajo. Además, por ese motivo la grada del Camp Nou la ha tomado bastante con él, sin entrar a valorar si es justo o no, pero al propio futbolista le ha afectado saber que no es del todo querido. No creo que quiera marcharse, pero sabiendo que no cuenta con el beneplácito de su público, que no acaba de encajar del todo en el equipo y que es un futbolista con mucho cartel en otras ligas, optaría por venderlo y recibir una cantidad sustancial de dinero.

- Alexis Sánchez (25 millones aprox.): Tampoco acaba de convencer a la grada, ya que su arrojo y lucha no parecen ser suficientes para merecer estar en la plantilla del próximo año. Tiene potencial y calidad, pero por falta de aclimatación al juego del equipo y su poca fortuna de cara a gol, está lastrando su carrera. Optaría por su venta al ser otro jugador por el que puedes recibir una buena cantidad de dinero, ya que como Cesc, también posee mucho mercado, sobre todo en Italia.

- Afellay (8 millones aprox.): Futbolista que me agrada, pero tiene 27 años y dos lesiones graves encima. No creo que pueda coger ritmo para un equipo como el Barcelona. Su temporada en el Schalke prometía ser fantástica, pero acabó lesionándose de gravedad.

- Martín Montoya (6 millones aprox.): No parecen confiar del todo en él, y puede ser una de las salidas. Yo optaría por buscarle equipo, ya que además, hay clubes que han mostrado interés en hacerse con su contratación. Ha sido irregular cuando ha tenido la oportunidad de jugar.

- Andreu Fontás (3 millones aprox.): Su cesión al Mallorca ha sido un fracaso, ya que apenas ha tenido minutos en lo que va de temporada. Si el club opta por continuar con Bartra, Fontás no tiene cabida en el equipo.

Total Ventas:  83 millones de Euros aproximadamente.

Altas:

(Sabemos que el Barcelona tiene fijos 50 millones de euros para fichar, más las ventas. Con las bajas que he incluído, el club podría disponer de unos 133 millones de euros).

- Vicente Guaita (8 millones aprox.): Con la supuesta venta de Valdés, el Barcelona necesitará un recambio de mínimas garantías en la portería. En principio optaría por Guaita, ya que ha mostrado tener un gran nivel y además es español, que para comunicarse con sus jugadores y mandar en el área, parece bastante importante que entienda el idioma. En caso de que el Valencia pida más por él del precio que he estipulado, intentaría ir a por Andrés Fernández (Osasuna), y en caso de no darle importancia a la nacionalidad, buscar la contratación del portero alemán, Ter Stegen (Mönchengladbach).

- Toby Alderweireld (10 millones aprox.): Central belga del Ajax, titular indiscutible y con un detalle a tener en cuenta, termina contrato en Junio de 2014 y no renovará, lo que hará que sea más factible conseguir su contratación, y de forma más barata. Es internacional, tiene 24 años y mucho potencial, con gran capacidad para sacar el balón jugado desde atrás, siendo además muy bueno en el corte. Necesita el Barcelona contratar un central, ya que el rendimiento de Puyol, y sobre todo el de Bartra, es una incógnita.

- Hugo Mallo (6 millones aprox.): Si se produce la venta de Montoya, evidentemente se necesita un recambio. Yo optaría por el lateral derecho del Celta, de gran progresión y de nivel probado en primera hasta que se lesionó. Es una incógnita saber a que nivel regresará, pero también es una de las opciones más asequibles que dispone el Barcelona de fichar un lateral joven, con proyección es internacional en categorías inferiores de España) y relativamente barato. La opción b sería Azpilicueta, pero su contratación sería mucho más compleja, cara y depende también de como se organice el Chelsea, que también sufrirá cambios sustanciales.

- Yohan Cabaye (16 millones aprox.): El internacional francés es uno de los pocos mediocentros organizadores de nivel que pueden estar disponibles para el Barcelona. Es un perfil de futbolista que últimamente escasea en los equipos, ya que cada vez hay menos efectivos, y suelen estar bastante blindados ante incorporaciones. Su temporada en el Newcastle, en lo individual ha sido bastante buena, no se puede decir lo mismo de su equipo, que ha estado sorprendentemente en la zona baja. Se juntan así factores propicios para hacerse con su fichaje: Su buen toque de balón, que no parece ser muy caro, y que su equipo no ha estado a la altura. Además, ya ha sido probado como mediocentro defensivo, organizador e incluso con libertad para llegar al área.

- Beñat (12 millones aprox.): El internacional español es objeto de deseo de muchos equipos, pero si un equipo como el Barcelona muestra interés, es complicado que elija otro club. Su fichaje sería relativamente barato, precisamente porque termina contrato en 2014 y no va a renovar, salvo milagro. Busca un cambio de aires, el Athletic parece mostrar interés, pero dudo que ponga una negativa ante un hipotético interés del equipo culé. Si se vende a Cesc, es indispensable otro jugador de mediocampo, además de Cabaye, ya que uno de ellos relevaría la marcha del catalán, y otro dosificaría a Xavi, algo que se antoja necesario.

- Balazs Dzsudzsak (14 millones aprox.): El genial extremo húngaro se arrepiente de haber emigrado al fútbol ruso, y se muere de ganas por regresar a occidente. El Inter ha mostrado interés en su contratación. Ojo, es ambidiestro, muy vertical, potente, técnico, con desborde y además posee un disparo demoledor. Ideal para partidos atascados donde necesitas buenos disparos desde fuera del área. Además, es un formidable lanzador de faltas. Si optamos por la venta de Afellay, fichar a un futbolista de este perfil sería esencial, además de ayudar a poseer fondo de banquillo.

- Neymar (42 millones aprox.):  Algunos afirman que existe un precontrato con el jugador, y que esta temporada podría llegar a Barcelona. En todo caso, sería interesante su contratación, por la calidad que se le presupone. De todas formas, está por ver si demuestra todo ese potencial en el fútbol español. Este es el único fichaje que he puesto porque se sabe que realmente puede llegar, aunque por mí, no sería descabellado emplear ese dinero que costará, en otros futbolistas. Eso sí, si la jugada sale bien, estaremos ante uno de los mejores futbolistas del mundo.

- Un 9 (20 millones aprox): Se me antoja indispensable la contratación de un delantero, que pueda aportar su hambre de gol, y para además, conseguir ciertas variantes en el juego, también dependiendo de si buscas un delantero puro o con movilidad. Dentro de esos 20 millones de euros, podría existir la posibilidad real de optar por la contratación de Soldado, sabiendo que el Valencia necesita vender. Pero también se pone a tiro un jugador como Mirko Vucinic (Juventus), ya que su club parece que tendrá "overbooking" en ese puesto y necesita liberar algunas fichas y conseguir algo de dinero. El serbio es un jugador de calidad contrastada, quizás con menos gol, pero con mucha técnica y movilidad, y puede que encaje bien en el estilo del Barcelona, si es que prefieren no optar por un 9 fijo.
He pensado también en Mario Mandzukic (Bayern) pero solo si el club bávaro consigue fichar a Lewandowski, que está por ver, ya que el BvB, en caso de que el polaco se vaya, prefiere que sea a otro club. Si finalmente Lewandowski termina en el Bayern, lo normal es que opten por desprenderse del jugador croata y no por Mario Gómez, simple y llanamente porque Lewandowski y Mandzukic son bastante parecidos, y conviene que en un equipo existan algunos perfiles diferentes, y eso te lo da Mario Gómez.

Total Compras: 128 millones de euros aproximadamente. Teniendo en cuenta que el club dispone de 50 millones de euros, y que las ventas que he hecho nos reportan 83 millones, en total teníamos 133 millones de euros disponibles.

Este es el modelo que he pensado para el Barcelona en cuanto a planificación. Evidentemente no será del agrado de todos y cada uno tendrá su opinión. Por eso desde aquí pido que os mojéis y hagáis vuestra propia plantilla, siempre dentro de un realismo. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario