Submenu

¿nos sigues?

miércoles, 17 de abril de 2013

Gareth Bale: El dragón de la bandera de Gales


Gareth Frank Bale (Cardiff, Gales; 16-07-1989) es el claro ejemplo de futbolista con progresión constante, empezando desde el anonimato hasta el estrellato, pero sin dar ni un solo paso en falso. Con mucha calma, sin prisas, haciendo las cosas bien y esperando sus oportunidades. Solo así se ha gestado al Bale de la actualidad, es decir, a fuego lento.
F
"Gareth Bale es veloz, con arrancadas explosivas que puede prolongar durante muchos minutos del partido, gracias a su notable condición física.".
utbolista con unas capacidades físicas y técnicas fuera de toda duda. Milita en el Tottenham Hotspur, y puede jugar por todo el flanco zurdo, aunque cada vez juega más adelantado. Lo digo porque empezó como carrilero, y ahora es más cercano a un extremo, e incluso se le ha podido ver por detrás del punta en encuentros y situaciones puntuales.
Gareth Bale es veloz, con arrancadas explosivas que puede prolongar durante muchos minutos del partido, gracias a su notable condición física. Posee una notable técnica, con excelente regate en carrera,  buenos centros y disparos a puerta, siendo cada vez mejor asistente y goleador. Se trata de un jugador muy desequilibrante, capaz de decidir partidos a su favor.

Su trayectoria profesional comienza en las filas del Southampton, club con el que debutó en la Championship (Segunda división inglesa) a la edad de 16 años, en la temporada 05/06, y actuando en 2 partidos. El 27 de Mayo de 2006, debutaría con la selección absoluta de la mano de Toshack, y sería en un amistoso frente a Trinidad y Tobago, y su primer gol como internacional lo haría frente a Eslovaquia, un encuentro que terminó con 1-5 para los eslovacos.
En la temporada siguiente, Gareth se convierte en una pieza clave del equipo, jugando la mayor parte de los partidos y minutos (Más de 3.300 minutos). Su primer gol lo consigue en la jornada inicial ante el Derby County, encuentro que termina con empate a dos en el marcador. Terminaría acumulando un total 38 partidos jugados, 5 goles y 11 asistencias, casi todos en el puesto de lateral/carrilero.

Tal es el impacto que Bale ha causado con su juego, que varios equipos de la Premier se muestran interesados en hacerse con sus servicios. Finalmente, el Tottenham consigue ficharlo a cambio de unos 7 millones de Libras más otras cláusulas que terminarían por elevar el precio final.
Lejos de ser una temporada feliz para el jugador galés, se acabaría convirtiendo en un calvario por culpa de una grave lesión, que lo mantendría cerca de 8 meses en el dique seco. Esa lesión se produjo en Diciembre de 2007, y no recibiría el alta hasta Julio-Agosto de 2008. Por este motivo, solo le dio tiempo a disputar 8 partidos en su debut en la Premier, marcando 2 goles y consiguiendo 1 asistencia.
Tras recuperarse de dicha lesión, el galés se siente preparado para comenzar la temporada 08/09, y sigue progresando poco a poco. Consigue jugar unos pocos partidos de titular, pero la realidad es que todavía no cuenta demasiado para el técnico, y apenas juega 16 partidos de liga, sin llegar a los 1.000 minutos de juego. Eso sí, cuenta con más minutos y oportunidades en los partidos de UEFA, donde en 7 partidos, logra repartir 2 asistencias.

En la temporada 09/10 siguen sus problemas con las lesiones, y se pierde el inicio de liga por culpa de una
lesión de rodilla. Cuando se recupera, le cuesta coger algo el ritmo, y alterna algunas convocatorias sin participación, con algunos pocos minutos como sustituto. Eso en la primera vuelta, porque las cosas cambiarían radicalmente, por suerte para sus intereses y terminaría jugando prácticamente todo en la segunda vuelta del campeonato, lo que le ayudó a acumular un total de 23 partidos, aportando 3 goles y 5 asistencias.
Para la campaña 10/11, Bale se convertiría desde el principio, en un fijo en los onces iniciales, y comenzaría a tener un peso importante dentro del club. A pesar de seguir padeciendo algunas lesiones, completa el campeonato doméstico con 30 partidos jugados, 7 goles y 2 asistencias. La mejora en su juego y números es debido a que Gareth juega por fin más adelantado, y eso se traduce en una mayor eficacia de todos los puntos fuertes que posee como futbolista. Ese año, debuta en la Champions y no se amilana ante los más grandes, donde termina por jugar 9 partidos, marcando 4 goles y asistiendo en 4 ocasiones, consiguiendo un hat trick ante el Inter de Milán.
Pero la explosión definitiva del galés se produce en la temporada 11/12, ya sintiéndose prácticamente el jugador clave del equipo, además de ser mucho más respetado por las inoportunas lesiones. Eso se traduce en unos números maravillosos, jugando 36 partidos, en los que anota 10 goles, consiguiendo además 14 asistencias. Es aquí cuando comienza a estar en boca de todos los grandes de Europa.

Su progresión meteórica todavía no ha llegado a su fina, ya que actualmente está firmando la mejor campaña  de su carrera, llevando los galones del equipo y soportando la presión de los que quieren ver si realmente es un crack. Pues ahí tenemos sus cifras y su juego. En lo que llevamos de temporada, ha jugado 27 partidos, ha marcado 17 goles y ha repartido 7 asistencias. Esto hará que al Tottenham le resulte mucho más difícil retener a su buque insignia, y es que cada vez hay más equipos que llaman a la puerta de los Spurs, y es que su presente indica que es uno de los mejores futbolistas del mundo en su puesto.
Pero el futuro se le antoja brillante, aún más si cabe, y sobre todo si las lesiones no vuelven a aparecer para frenar su meteórico ascenso hasta el más absoluto estrellato. De momento, sabemos que el dragón que hay en la bandera de Gales, es Gareth Bale, y lo seguirá siendo por mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario