Submenu

¿nos sigues?

lunes, 4 de marzo de 2013

Criptonita blaugrana

Por a las > Sígueme en @Naranjitto82

Mucha revancha dialéctica hemos visto estos últimos días en medios, oficinas y cafeterías de barrio. El objetivo, los blaugranas. Era lógico, justo y de esperar que tras varios años de dominio azulgrana en el fútbol mundial los madridistas salieran, gracias a las dos últimas victorias frente al eterno rival, del letargo al que tenían sometidos los títulos y records de un Barça que parecía imparable y al que sólo ha podido ganar su peor enemigo, el propio Barça.
N
"El Real Madrid ha merecido ganar, incluso golear, en los últimos dos clásicos".
o me entiendan mal, gran parte de la culpa de que esto ocurra la tiene ese sentimiento de origen malagueño que invade la sangre del buen merengue, el espíritu de Juanito. El Real Madrid ha hecho lo que mejor sabe hacer, no rendirse, esperar su momento y sobre todo creer. No voy a descubrir en este post como juegan unos y otros. En el fútbol actual, el inmediato, el ‘a corto plazo’, sólo vale ganar y, si se hace sin salirse de los límites del reglamento, el cómo es lo de menos y sólo es cuestión de gustos.

Desde aquí y para que no quede ninguna duda digo, alto y claro, que “el Real Madrid ha merecido ganar, incluso golear, en los últimos dos clásicos”. El equipo de Mourinho ha aprendido de los errores del pasado y ha sabido aprovechar las debilidades de un Barcelona al que no le falla la técnica, la estrategia o Messi, sino la cabeza y las piernas.

Cuando digo que al Barcelona le ha ganado el propio Barcelona es porque sinceramente creo que si ponemos al mismo nivel físico estas dos plantillas, el Barcelona ganaría 10 de cada 9 partidos que se enfrentase al Real Madrid. Pero que no se engañen los culés, los años y los partidos siguen pasando y el conformismo y la falta de autocrítica unida al embotellamiento mental han hecho que este Barça imparable se convierta en un Barça mediocre.

Ese ‘algo’ que ha perdido este Barcelona que antes lo hacía ‘cuasi’ imparable es un ‘algo’ que necesita la mente, para elegir la mejor opción, y el cuerpo, para hacer lo que diga la mente en el menor tiempo y de la manera más efectiva posible. Ese algo es... agilidad.

La RAE define ‘agilidad’ como: “Una de las cuatro dotes de los cuerpos gloriosos, que consiste en la facultad de trasladarse de un lugar a otro instantáneamente, por grande que sea la distancia”. Agilidad, la seña de identidad del Barcelona durante los últimos años, el nexo perfecto entre calidad y creatividad, la balanza que equilibra el esfuerzo y el desgaste, en definitiva, el punto débil del Barcelona.

Hasta que llegaron los dos últimos partidos, muchos eran los que decían que sus rivales no le plantaban cara, que se dejaban ganar desde el principio entregándose sin oposición a la máquina futbolística blaugrana y muy pocos otorgaban protagonismo al estado de forma.Es por eso, que estos dos últimos encuentros frente al eterno rival han dejado en evidencia a algunos y ha demostrado una vez más que para alcanzar la excelecia futbolísitca que llegaron a rozar en algunos momentos estos jugadores es necesario tener un físico tonificado, cuidado y preparado que consiga ese perfecto equilibrio que permitía al equipo catalán ganar fácilmente los partidos poco exigentes al 80% y dar el 110% de esfuerzo físico y mental, cuando se necesitaba, en partidos más exigentes.

Un estado físico fundamental para mantener el alto nivel de agilidad, mental y corpórea, y firmar obras maestras futbolísticas (mal llamadas aburridas) que hemos podido ver no hace mucho en Can Barça. Una forma física que sí ha mantenido siempre el Real Madrid (si no contamos bajones puntuales de ciertos jugadores) y que ha logrado lo que parecía, como ya hemos dicho, imposible: doblegar al ‘Pep-Tito-Roura Team’

Sin duda podríamos hablar de factores externos como la dura situación de Tito Vilanova, la siempre utilizada excusa de la ‘escasa alternativa táctica’ o la ‘messidependencia’ pero son factores que no parecen aflorar en el, de momento, extraordinario campeonato liguero que está ejecutando el equipo blaugrana por lo que no parece la causa principal de las derrotas que ha sufrido este temporada.

En fin, por el bien de todos esperemos que el Barça vuelva a ser el que era en Champions y el que es en Liga. Así disfrutaremos un poco todos del campeonato doméstico y quién sabe si de un posible futuro enfrentamiento entre blancos y azulgranas en la máxima competición europea. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario