Submenu

¿nos sigues?

viernes, 23 de noviembre de 2012

Marouane Fellaini: La cabeza de oro del Everton


Marouane Fellaini (Etterbeek, Bélgica; 22-11-1987) es de origen marroquí, aunque belga de nacimiento. Es un futbolista carismático, que desarrolla su fútbol en las filas del Everton inglés, donde triunfa temporada tras temporada, sentando las bases para una carrera sólida y sin fisuras.
F
"En la temporada 2006/2007 comienza a tener minutos, a sentirse un jugador importante dentro del club, acompañado por otros futbolistas talentosos como Defour, Mbokani, Dante, Witsel o De Camargo".
ellaini es un futbolista polivalente, normalmente juega de mediocentro, aunque muchas veces lo hemos podido ver haciendo las funciones de un mediocentro defensivo, y otras tantas de mediapunta, donde tampoco desentona. Tiene una condición física excepcional, mostrándose incansable durante un partido, lo que le permite entregarse a la lucha durante los 90 minutos de juego. Es alto, fuerte y con un magnífico remate de cabeza. Quizás sea un poco lento, pero lo suple con una muy buena colocación en el terreno de juego, donde demuestra tener un gran sentido de la anticipación, por lo cual roba muchos balones al contrario, mientras que con el balón en su poder, muestra muy buen criterio a la hora de dar los pases, además de poseer una notable técnica. Puede parecer tosco, pero cuando recibe el balón, esas dudas desaparecen

Sus primeros pasos como jugador los desarrolló en el Anderlecht primero, y después en el RAEC Mons belga, sobre el año 97, con diez añitos. Tres años más tarde se va a jugar a al Royal Francs Borains durante un par de años, hasta que comienza lo realmente serio para el futbolista, ya que acaba fichando por el Charleroi, para formar parte de la plantilla juvenil. Poco dura en el equipo blanquinegro, ya que el Standard de Lieja se fija en él y lo incorpora a sus filas, donde obtendría su primer contrato profesional.
John Boskamp primero, y después Michel Pred'Homme serían los encargados de darle las oportunidades necesarias en el primer equipo, debutando así con 17 años.
El Standard de Lieja estuvo a punto de perder a uno de sus mayores talentos, ya que Fellaini manifestó estar descontento con su sueldo y amenazaba con irse del club si no le revisaban el contrato. El club accedió y le dio la tranquilidad necesaria para que el joven jugador no tuviera que preocuparse por nada más.

En la temporada 2006/2007 comienza a tener minutos, a sentirse un jugador importante dentro del club, acompañado por otros futbolistas talentosos como Defour, Mbokani, Dante, Witsel o De Camargo. Ese año el club de Lieja termina en tercera posición en liga, y acaba siendo finalista de la copa frente al Brujas, club ante el que perderían el título. Fellaini tiene un actuación destacada en toda la temporada, y llega a jugar 30 partidos de liga, marcando 3 goles y repartiendo 4 asistencias. Además, ve premiado su buen hacer con la llamada del seleccionador belga, debutando así el 7 de Febrero de 2007 ante la Rep. Checa.
Para la siguiente campaña, el jugador conseguiría ganar el título de liga, y es que el Standard de Lieja mostró una superioridad abrumadora en la competición doméstica. Marouane es pieza clave en la plantilla, lo demuestran 31 partidos jugados, aportando 6 goles y 1 asistencia.
Tras esta actuación, Fellaini gana el premio belga al mejor jugador de liga procedente de África o de origen africano.

Despierta el interés de varios grandes de Europa, y tras comenzar la temporada 08/09 en el Standard, jugando los tres primeros partidos de liga, el Everton paga por él cerca de 20 millones de euros, una cifra importantísima teniendo en cuenta la liga de la que procede, y su juventud.
En su nuevo club no tarda mucho en hacerse un hueco en el once, pues desde que pone los pies en Goodison Park, es considerado hombre fundamental y por ello, titular. Acaba la temporada asombrando gratamente a su público, y juega un total de 30 partidos de liga, aportando 8 goles, además de 3 asistencias. En solo una temporada, ha mejorado sustancialmente sus números, en una liga mucho más competitiva que la Jupiler League belga.
Para la siguiente temporada, Fellaini seguiría mejorando su juego y solidificando el mediocampo del Everton, participaría además en la Europa league, pero una lesión le aparta de los terrenos de juego durante 6 meses, lo que frena su fulgurante progresión. Eso le ha llevado a perderse buena parte de la segunda vuelta, y le deja con 23 partidos disputados, 2 goles y 3 asistencias.
En la campaña 10/11 se le vería a cuentagotas, pues los problemas con las lesiones persistirían, y solo acabaría disputando 20 partidos ligueros, aportando 1 gol y 2 asistencias.

La sonrisa volvería a reflejarse en la cara del jugador belga, tras recuperarse totalmente de sus lesiones y molestias físicas, y ello se vería reflejado en su juego, y en la cantidad de partidos jugados, realizando una temporada sensacional con 34 partidos jugados, 3 goles y 6 asistencias, demostrando que volvería a encontrar su sitio, y que nuevamente se mostraría como un jugador prácticamente intocable en el esquema del Everton.

En la presente campaña, llama la atención los números que está consiguiendo con solo 12 jornadas que llevamos disputadas de la Premier hasta el día de hoy, pues ya ha conseguido 6 goles y 4 asistencias, jugándolo prácticamente todo hasta ahora. Puede ser la temporada de su explosión definitiva.

Marounae Fellaini forma parte de esa hornada tan preciada y talentosa de jugadores jóvenes belgas, llamados a realizar algo importante a nivel de selección. Por ahora, ese momento no ha llegado, pero poco a poco se empiezan a vislumbrar pinceladas de genialidad en los diablos rojos belgas, y hay quien dice que en el Mundial de Brasil podremos ver a una Bélgica potente y muy peligrosa. Veremos que pasa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario