Submenu

¿nos sigues?

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Kevin-Prince Boateng: En Milán quiere ser el Rey


Kevin - Prince Boateng (Berlín, Alemania; 6-3-1987), un jugador de contrastes. Ha sufrido bastantes altibajos a lo largo de su carrera, pareciendo explotar antes que cuando realmente lo hizo. Probablemente es presa de un carácter difícil que le impide en muchas ocasiones tomar la decisión más acertada. En Milán está más tranquilo, pareciendo encontrar una estabilidad que le hiciera ver hasta donde está su techo futbolístico.
N
"Nació en Alemania, jugó en las categorías inferiores de la selección teutona, pero finalmente decidió representar a Ghana, tras ser expulsado de la selección sub-21.".
ació en Alemania, jugó en las categorías inferiores de la selección alemana, pero finalmente decidió representar a Ghana, tras ser expulsado de la selección sub-21. Boateng se encuentra cómodo jugando desde la mediapunta, aunque también lo han probado como mediocentro en tiempos pasados, y desde esa posición es donde podemos observar que todas las acciones que realiza, tanto con balón como sin él, están impregnadas de fuerza y agresividad, siempre con el cuchillo entre los dientes. No obstante es bastante técnico, tiene un buen disparo desde larga distancia y cierta capacidad para dar el último pase. Quizás destaca más por el poderío físico que por sus asociaciones colectivas.

Sus primeros pasos como profesional se iniciaron en el Hertha Berlín, concretamente en sus categorías inferiores, donde militó desde niño. Con el primer equipo debutó en la temporada 05/06, frente al Eintracht Frankfurt, a los 18 años de edad, y a partir de ahí, empezaría a contar más para su entrenador. Esa temporada la finalizó con 21 partidos disputados, en los que anotaría 2 goles.

Para la campaña 06/07 comenzaría jugando bastantes partidos de titular, sin embargo a media temporada volvía a alternar sus apariciones entre el primer y segundo equipo. Prácticamente calcó los mismos números que en su primera temporada, 21 partidos jugados y 2 goles, pero esta vez aportando además 5 asistencias de gol. Desde luego, y a pesar de contar con los mismos partidos jugados, mejoró mucho en varios aspectos del juego, destacando en muchas fases del campeonato, lo que llamó la atención al Tottenham, que pagaría alrededor de 8 millones de euros para hacerse con sus servicios.

En su primera temporada como miembro de los Spurs, apenas contó con minutos, y sus apariciones en los partidos fueron bastante esporádicas, también motivado por los contínuos cambios que se sucedían en el equipo, con varios entrenadores que llegaban y se iban, de hecho, con Juande Ramos al mando, Boateng se vio relegado a los reservas, y sus participaciones con el primer equipo fueron más bien escasas.
En la campaña 08/09 seguiría con su particular calvario, y el Tottenham decidió cederlo en el mercado invernal al Borussia Dortmund hasta final de temporada. En el conjunto alemán, comienza jugando de titular, pero poco a poco las actuaciones del Kevin se van diluyendo y termina relegado al banquillo. En total jugaría 10 partidos de liga, añadiendo 2 asistencias a sus estadísticas, pero poco más.

El jugador vería la luz al final de su túnel particular, cuando el Portsmouth decide pagar por él unos 4'5 millones de euros. Aquí consigue tener minutos y jugar con asiduidad donde mostrar por fin parte de su talento. Termina la temporada disputando 22 partidos, marcando 3 goles y repartiendo 3 asistencias. En este mismo año, Boateng solicita permiso a la FIFA para poder enrolarse en las filas de la selección nacional de Ghana, recibe la aprobación por parte de la organización, y ello le permite jugar un amistoso frente a Letonia, como preparación para el Mundial de Sudáfrica. El seleccionador lo incluye como miembro de la plantilla final para disputar el Mundial, donde juega todos los partidos de titular, con actuaciones sumamente brillantes, y que permiten ayudar al combinado a realizar una competición memorable, llegando hasta los Cuartos de Final frente a Uruguay, donde caerían eliminados de forma dramática en la tanda de penaltis.

Ese formidable Mundial de Sudáfrica realizado, le vale para ser fichado por el Genoa, que pagó por él unos 5'75 millones de Euros, pero inmediatamente es cedido al Milán, donde comienza a mostrar pinceladas de su calidad, alternando titularidad con suplencia. Al final de temporada presenta unos números más que decentes, participando en 26 partidos de liga, marcando 3 goles y repartiendo 2 asistencias, además de participar en Champions y Copa. Todo ello convence al club rossonero que paga al Genoa unos 10'5 millones de euros por quedárselo en propiedad.
En la temporada 11/12 comienza a tener más peso en el equipo, se siente más protagonista, con más capacidad de maniobra para manejar partidos y hacer actuaciones destacadas. De hecho, no puede comenzar mejor su año, ya que en la Supercopa de Italia es el encargado de firmar el gol de la victoria de su equipo, que le permitiría hacerse con el título, frente al Inter de Milán.
En liga, comienza la temporada siendo titular, pero varias lesiones le van a frenar su progresión, apartándolo incluso meses de los terrenos de juego, y provocando que en la segunda mitad del campeonato, sus minutos sobre el campo sean más reducidos. Consigue jugar un total de 19 partidos, firmando 5 goles y añadiendo 6 asistencias de gol, lo que nos da una idea de que podría haber hecho una grandísima temporada de no ser por sus problemas con las lesiones.

En la presente temporada, el convulso inicio del Milán está afectando y mermando demasiado su juego, hasta tal punto de que por momentos parece perder la titularidad. Veremos que pasa en los meses venideros, pero Boateng no termina de encontrar la estabilidad necesaria para todo jugador que pretende mostrar todo su talento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario