Submenu

¿nos sigues?

lunes, 19 de noviembre de 2012

Dries Mertens y la necesidad de subir un escalón futbolístico


Dries Mertens (Leuven, Bélgica; 6-5-1987) es uno de los jugadores más en forma del equipo holandés, lleva unos números de crack y desde hace algunos meses está demostrando que la Eredivisie se le ha quedado pequeña.
D
"En su primera temporada con el PSV, anota 21 goles y reparte 16 asistencias en 33 partidos, ahí es nada. ".
ries Mertens juega de extremo, es muy menudo, de baja estatura, y con mucha agilidad. Tiene licencia para hacer diagonales endiabladas y venirse al centro para realizar buenas jugadas individuales, es por ello que incluso puede actuar en la mediapunta, pero en Eindhoven lo prefieren pegado a la cal. Futbolista rápido, de técnica depurada con gran capacidad de desborde, y con un talento innato para lanzar faltas, asiste además con frecuencia, alardeando de un magistral pase. Cuando no tiene el balón hace constantes desmarques inteligentes.

Sus inicios como futbolista se remontan a la plantilla reserva del Gent y a llamadas inesperadas por parte del mánager del primer equipo, pero nunca llegó a actuar en ningún partido oficial, por ello, y para no frenar su progresión, decidieron cederlo al Eendracht Aalst, que en la temporada 05/06 militaba entonces en la tercera división belga. Ahí tuvo más oportunidades para demostrar su talento aún por explotar. Allí jugó 14 partidos, en los que anotó 4 goles, y se ganó el cariño de la afición. De vuelta a su club principal, el Gent (o Gante), éstos deciden de nuevo cederlo a otro club, esta vez se trata del AGOVV Apeldoorn holandés, perteneciente a la Eerste Divisie (segunda división holandesa, aunque en la actualidad es conocida como Jupiler League, mismo nombre que la máxima división belga), donde permanecerá cedido tres campañas. En la primera de ellas, jugó de forma asídua, aunque tuvo una cuenta pendiente con el gol, sin embargo, en la temporada 07/08 se destapó como un jugador con cierta facilidad para anotar goles, además de desequilibrar con sus regates y asistencias. Jugó 38 partidos, donde anotó 16 goles.
Mertens comenzaba a hacerse con un nombre en la segunda división holandesa, en la que permanecería un año más para demostrar que tenía el talento suficiente, como para jugar en equipos más importantes. De hecho, volvió a ser indiscutible en su equipo, jugando 35 encuentros y marcando además 13 goles.

En la temporada 08/09, en las oficinas del Gent, llega una oferta de la Eredivisie holandesa, concretamente el FC Utrecht, club que ofrece 530.000 libras por hacerse con los servicios del jugador. El club belga acepta y Dries Mertens afronta el reto de demostrar al mundo del fútbol que su calidad es válida para jugar en una división de mayor reputación. No tardó mucho en hacerse un hueco en el once inicial, más bien nada, ya que desde la jornada 1 fue considerado como indiscutible. En esta primera aventura, el jugador belga no defraudó, y jugó 34 partidos de liga, anotando 6 goles y repartiendo 5 asistencia. Pero lo mejor estaba por llegar, ya que en la temporada 10/11 llega su explosión definitiva como futbolista, asumiendo el liderazgo de su equipo, representado en una mejora sustancial en sus números, ya que en 31 partidos de liga, consigue anotar 13 goles y reparte nada más y nada menos que 17 asistencias, además hace su debut con la selección belga el 9 de Febrero de 2011, ante Finlandia.

Estos hechos hacen que varios equipos de cierto nombre comiencen a mostrar interés por este pequeño futbolista de calidad emergente, y de hecho el PSV Eindhoven es el club que más puja por hacerse con sus servicios, y haría una oferta irrechazable para el Utrecht, que consistía en unos  7 millones y medio de libras. El club de Eindhoven asume el riesgo de hacer que Mertens sea el sustituto del idolatrado Dzsudzsak que acabaría aceptando una suculenta oferta del Anzhi.
Ese pequeño riesgo tomado por el club, hacía que el jugador belga tuviera ante sus ojos una importantísima oportunidad futbolística para demostrar a una escala mayor, todo el potencial que poseía. Esa oportunidad no la desaprovecha, y el difícil reto de reemplazar a uno de los jugadores más queridos de la afición como era el húngaro Dzsudzsak quedó en mera anécdota tras unos pocos partidos, en los que la gente se frotaba las manos al ver la joya que su club acababa de adquirir. En su primera temporada con el PSV anota 21 goles y reparte 16 asistencias en 33 partidos, ahí es nada.

En la presente campaña está manteniendo esos magistrales números, que hacen que creamos que Dries Mertens necesita desde ya, emigrar a una liga competitiva que le permita crecer como jugador, y le ayude a ser un jugador referencia en la talentosa selección belga, con la que lleva disputados un total de 11 partidos.
A sus 25 años, tiene la suficiente madurez como para asumir riesgos y probar suerte ante equipos más competitivos que los que se encuentra en la Eredivisie holandesa.

1 comentario:

  1. Este jugador fue la auténtica revelación la temporada pasada junto a Kevin Strootman y Adan Maher del AZ en la Eredivisie holandesa. Jugadorazo al cual se le está quedando pequeña la liga holandesa y seguramente de aquí a poco fiche por algún equipo inglés. Ya en el Utrecht junto a Strootman fue el alma de su equipo, curiosamente no es indiscutible en la selección belga, aunque apuesto que saldrá dentro de poco.

    ResponderEliminar