Submenu

¿nos sigues?

sábado, 17 de noviembre de 2012

Alexander Frei: El compositor de una obra llamada "gol", se retira a final de temporada


Alexander Frei (Basilea; 15 de Julio de 1979) ha decidido finalizar su carrera cuando acabe la presente temporada. Así lo ha anunciado, y las reacciones no se han hecho esperar, ya que ha cogido por sorpresa al fútbol helvético, a su propio equipo, y por supuesto, a buena parte del fútbol europeo.
E
"Se acaba la carrera del máximo goleador de la historia de la selección de Suiza".
stamos ante la retirada de un futbolista muy importante en su país, que ha visto como Alexander ha ido creciendo a pasos agigantados, desde que debutara como futbolista profesional. Delantero de gran remate, con muy buen toque de balón, de hecho es un buen lanzador de faltas, pero también de córners y un especialista desde el punto de penalti, hábil y técnico, con buenos desmarques, siendo además generador de buenas asistencias de gol. Esos son los ingredientes que han llevado a Frei, ser un delantero respetado por muchos.

Pero...¿Cuanto de importante ha sido la carrera de Alexander Frei?. Quizás al público que consume fútbol de equipos de élite, o que solo le interesa lo que ocurre en la estratosfera del deporte, no le suene el nombre del jugador suizo, pero para los amantes de este deporte en general, es un futbolista con una repercusión importante. Debutó en las filas del Basilea, pero se fue al FC Thun de segunda división para ir creciendo como futbolista, donde comenzó a apuntar maneras. Un año más tarde, emigra al Luzern donde comienza a destacar como goleador e incluso debutaría con la selección de Suiza, aunque su consagración nacional llegaría en el Servette, militando en el club de Ginebra durante dos temporadas y media, marcando 36 goles en 64 partidos. No terminó la temporada porque le llegaría su primer traspaso de relumbrón, ya que firmaría por el Stade Rennes de Francia para la segunda vuelta de la temporada 02/03, donde jugaría 13 partidos y aportaría un gol, fueron unos seis meses de aclimatación al club galo. En la siguiente temporada, Alexander Frei comenzaría a sonar con fuerza en el fútbol europeo, ya que fue el segundo máximo anotador de la Ligue 1, con 19 goles en 28 partidos, sin embargo, no sería su techo, ya que en el propio Rennes, en la campaña 04/05, el delantero suizo sería el máximo goleador del campeonato francés gracias a 20 goles anotados en 36 partidos. En la 05/06 comenzaron sus problemas con las lesiones, algo que mermó tanto su capacidad goleadora como los minutos jugados, pero cuando se vestía de corto, demostraba su clase. En esta última campaña en el Rennes, anotaría 7 goles en 23 partidos.

Alexander, tendría la oportunidad de lucirse con el combinado nacional suizo en el Mundial de Alemania 2006, donde jugó 4 partidos, marcando 2 goles. Después, le llegaría una oferta irrechazable por parte de la Bundesliga, concretamente, del Borussia Dortmund, club que pagó 5 millones de euros por su contratación.  Tras ello, no tardaría mucho en convertirse en uno de los ídolos de la grada amarilla, pues en su primera temporada anotó 16 goles y repartió 5 asistencias en 32 partidos. Una temporada exitosa que sin embargo llegaría con una mala noticia, en Mayo de 2007 le operan de la cadera, lo que le aparta varios meses de los terrenos de juego, sumado a que sufrió dos roturas fibrilares que retrasarían aún más su vuelta a los terrenos de juego, algo que provocó que su participación en la campaña 07/08 se redujera a jugar 13 partidos de liga, anotando 6 goles, y repartiendo 5 asistencias. Parecía que todo le iría de cara tras superar un calvario de contratiempos en forma de lesiones, e incluso escribiría su nombre con letras de oro en el libro de los récords de la selección nacional de su país, pues el 30 de Mayo de 2008, Alexander Frei se convertiría en el máximo goleador de la historia de su selección., al anotar su gol número 34, frente a Liechtenstein, además, al final de dicha temporada, vendría un acontecimiento señalado en rojo, en el calendario del delantero suizo. Llegaría la Eurocopa que su país compartiría con Austria.

Una vez más, la mala suerte aparecía planeando sobre su cabeza. En el partido inaugural frente a la República Checa, donde estaba teniendo una gran actuación, al final de la primera mitad, Frei choca contra Grygera y queda tendido en el suelo, lo tienen que sustituír y abandona el campo desolado y con lágrimas en los ojos, ante una gran ovación. Un esguince de ligamentos en la rodilla le dejaba sin jugar el resto de la competición que tanto soñaba con disputar, e incluso le privaría de comenzar su tercera temporada con el Dortmund. Reapareció en la cuarta jornada de liga, y le dio tiempo a firmar otra temporada notable, con 12 goles y 9 asistencias en 29 partidos, todo ello con multitud de molestias físicas.

Viendo que su cuerpo había sido castigado por las lesiones, regresó a casa, al aceptar una suculenta oferta del Basilea, pero nuevamente sufrió un percance desagradable, por ello, solo pudo jugar 19 partidos, eso sí, marcando 15 goles y asistiendo un total de 11 veces. En la jornada número 21 de liga, frente al Aarau, una extraña jugada, donde Frei y el defensor del equipo contrincante se engancharon por medio de sus botas de fútbol, desencadenó en una nueva lesión, está vez se rompe el brazo, contratiempo que lo mantiene 3 meses alejado de los terrenos de juego y pondría en serio peligro su participación en el Mundial de Sudáfrica, al que finalmente llegaría pero no en las mejores condiciones, y su participación en la competición resultó ser testimonial, alargando la leyenda negra que le ha perseguido en las grandes citas internacionales.

Superó una vez más ese contratiempo, remando lo indecible para poder jugar una temporada completa sin ningún tipo de problemas. Y sucedió en la campaña 10/11, donde jugó 35 partidos de liga, anotando 27 goles, sumando además 10 asistencias...y no solo eso, también brilló con luz propia en la Champions League. Esa temporada, concretamente el 5 de Abril, Alexander Frei anuncia que se retira de la selección, dejando boquiabiertos a sus compañeros y al propio seleccionador.
Para la 11/12, sus números vuelven a ser magistrales consiguiendo 24 goles y 12 asistencias en 31 partidos de liga, además de asombrar a Europa nuevamente, tras un capítulo brillante de Champions League, participando en 7 partidos, donde anotaría 5 goles.
La presente campaña la ha iniciado con problemas físicos, unido a diversos cambios que se han producido en su club, el Basilea, y a sus 33 años, ha decidido colgar las botas al final de temporada.

Se acaba la carrera de un futbolista que ha marcado muchos goles importantes en todos los clubes donde ha militado, siendo idolatrado por sus respectivos aficionados, y siendo además el máximo goleador de la historia de la selección suiza, con 42 goles en 84 partidos.
Se va siendo nombrado en varias ocasiones "Jugador suizo del año", y siendo máximo anotador en la Ligue 1 y en la Superliga suiza.

Se va un delantero de raza, un goleador nato, se va Alexander Frei.

No hay comentarios:

Publicar un comentario