Submenu

¿nos sigues?

martes, 13 de diciembre de 2011

La vida sigue igual

Por a las > Sígueme en @Naranjitto82

Un año más... y otra victoria del Barça. Otra en la que los de Pep volvieron a ganar lo que uno más se juega en estos partidos, la moral. El Madrid no puede con este Barça, es un hecho y… no es cuestión de piernas o físico, ni siquiera de táctica… sino de cabeza. Y eso que el partido se puso a los 23 segundos como nunca nadie hubiese imaginado… El Madrid empezaba el clásico con 1-0, el Bernabéu volcado y el ‘Moudrid’ comiéndole cada vez más terreno a un ‘PepTeam’ que se mostraba sospechosamente impreciso pero… no fue suficiente.

Al Barcelona le bastó con aguantar los primeros 6 minutos de ‘arreón’ madridista. El tiempo que tardó Messi, previo resbalón de Sergio Ramos, en dar el primer susto. No estaba del todo cómodo, pero el Barça demostraba que no se había ido del partido. Aún así todo seguía igual, 1-0 y la moral… intacta… hasta que en el minuto 25… llegó la jugada clave que acabó con el sueño de Mou y de los blancos.

Corría el minuto 24 y medio cuando Benzema, que conducía el balón por la banda izquierda y que se había llevado magistralmente a Puyol y Piqué, dio un gran pase al centro para el 7 blanco… pero una vez más Cristiano, volvió a ser Cristiano.

El Cristiano que se borra de las citas importantes, el de los aspavientos y las caras largas, el fallón, el poco decisivo y sobre todo, el ansioso. El portugués volvió a ser engullido por el miedo en uno de esos días en los que deben aparecer los que quieren hacer historia, en uno de esos días en los que debes ganarte el derecho a ser recordado.

CR falló un tiro clave, un tiro que podría haber significado el 2-0… un tiro que de haber llegado a la ‘cazuela’, podría haber cambiado la historia de los Madrid – Barça y su historia personal con las grandes citas.

5 minutos más tarde, Messi robaba un balón en el centro del campo y daba el pase del empate a Alexis. El 1-1 en el marcador, pero el ‘5-0’ en el partido moral. A partir de ahí, todos conocemos la historia… la de casi siempre, el Barcelona ganó.

Y es que el Barça supo seguir siendo el Barça en todo momento. Valdés no dejó de jugar la pelota en corto, Puyol volvió a ser un muro, Xavi e Iniesta controlaron como siempre el centro del campo, Cesc marcó una vez más y Messi volvió a aparecer cuando hizo falta…

¿Suerte? Efectivamente en el fútbol, como en la vida, la suerte influye pero… la suerte para encontrarla, hay que buscarla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario